Enfrenta Antonio Luna tres cargos

  • El abogado José Luis Vargas califica de ‘risible’ las
    acusaciones contra el padre de los hermanitos asesinados; pide a
    colegas sumarse a la defensa

 

José Luis Vargas, abogado defensor de Antonio Luna, quien fue detenido
por policías ministeriales el pasado sábado 14 de enero, acusado de
asesinar a sus tres hijos tras una balacera entre elementos policiacos
y un grupo delictivo en una finca, dio a conocer que son tres delitos
los que se le pretenden  imputar  a su cliente.

La defensa solicitó la duplicidad del término constitucional con la
intención de que el acusado no sea vinculado a proceso  por los
siguientes delitos: 1. Intento de homicidio hacia policías
ministeriales, 2. Asesinato de sus tres hijos y 3. Intento de
asesinato contra su esposa, Juana Luna.

En entrevista exclusiva con Radio San Miguel, José Luis Vargas
calificó de risibles las acusaciones por las cuales se le quiere
procesar al hoy acusado, al tiempo que informó que uno de los temas
que se ha tratado en la audiencia es la violación a los derechos
humanos de Antonio Luna, debido a que fue golpeado e incomunicado tras
su detención, además de que el expediente presenta situaciones
anómalas y el proceso se llevó a cabo con irregulares.

El abogado indicó que una situación que ha inquietado a la sociedad es
el hecho de que las audiencias, que se han anunciado dentro del nuevo
sistema de justicia penal como públicas, se han llevado a cabo en
privado, ya que tanto la parte acusadora como el defensor han
considerado que no es oportuno en este momento abrirlas a medios de
comunicación y/o familiares. Por su parte resaltó que ha platicado con
Antonio y juntos decidieron que la única audiencia que se ha realizado
se llevara a cabo de forma privada.

En su relato de los hechos, el defensor dio a conocer que la balacera
habría iniciado alrededor de las 12:30 de la noche, por lo que Antonio
Luna y su esposa estuvieron llamando a Seguridad Pública para
solicitar ayuda, señala que la balacera se desarrolló en un
departamento ajeno al lugar en donde el acusado y su familia se
encontraban.

“Los hechos de la balacera que reportó Antonio y su señora pidiendo
auxilio a Seguridad Pública y que nadie los auxilió, fue en el predio
continuo a este lugar, pegado pero dividido completamente (del lugar
donde la familia se encontraba). Después de ello, a las dos horas
acude Policía Ministerial y continúan haciendo ese tiroteo con mayor
envergadura, la pobre familia está sola en medio de los dos fuegos
siempre…”, relató el defensor.

Aclaró que Juana Luna si llamó a la policía en repetidas ocasiones y
que no acudió nadie por más de dos horas. Posteriormente llegaron al
lugar elementos de la Policía Ministerial, quienes continúan la
balacera, aunque dice, desconocen contra quien, ya que Antonio no pudo
haber disparado contra ellos tal como lo señala la PGJE; “Antonio no
pudo haber disparado ya que se encontraba en otro predio”, dice.

José Luis Vargas menciona que efectivamente Antonio tenía en su poder
un revolver calibre 22 con seis tiros, mismo que le había
proporcionado el dueño del predio dos años antes, y señala que Antonio
lo que hizo fue resguardar a su familia y protegerse, por lo que se
encontraban en el baño del lugar, por lo que dice “lo que habría que
investigar es el actuar de los elementos policiacos”.

Trascendió que uno de los departamentos contiguos a la zona donde
trabajaba como velador Antonio Luna había sido rentado por el dueño
días antes de lo sucedido, y que el propio Antonio habría alertado a
su jefe por la presencia de hombres en el lugar.

El abogado defensor señala que la Procuraduría no se ha encargado de
investigar el hecho de que en la balacera se utilizaron armas de
grueso calibre por parte de miembros de algún grupo criminal, si no
que se han enfocado únicamente en la situación de Antonio que es ajena
a estos hechos que pueden ser primordiales en la investigación.

Indicó también que tienen confianza en que las dos nuevas acusaciones
que incluyen el intento de homicidio contra policías ministeriales y
contra su propia esposa, se van a descartar. Señalo que él ha
platicado con Antonio y con su esposa y cuenta con las versiones de
ambos, y menciona que la ciudadanía tiene razón al estar molesta
debido a como se han dado los acontecimientos desde el día de la
balacera.

“No tenemos miedo de lo que haga la Procuraduría, lo que genera un
poco de temor es lo que vamos conociendo, los datos que está generando
la investigación… está generando peligro debido a que la situación fue
muy difícil (…) la Procuraduría está haciendo su trabajo muy a
ciegas, tendrían que abrirse más objetivamente y no hacer
declaraciones tan a la ligera”, dijo José Luis Vargas.

Respecto a la propuesta de miembros de diversos partidos políticos
sobre la creación de un consejo o el hecho de que una instancia
externa investigue el caso, José Luis Vargas indicó que esa es una
situación política e indicó que por el momento el apoyo que está
brindando la ciudadanía es suficiente, sin embargo señaló que están
abiertos a recibir apoyo de compañeros abogados que sugieran mayores
estrategias que se unan ante esta tragedia para que el caso se lleve
objetivamente.

Author: i.
Tags